Fenómeno Mutante 69. Cómo decir NO cuando la temática de un cliente no quieres tocarla ni con un palo